jQuery(document).ready(function(){ jQuery(".enviar button.et_pb_contact_submit").text('Enviar datos'); });
Contáctanos a nuestro Call Center: 22 667 4832

¿CÓMO ACTÚA EL LÁSER EXCIMER EN LA CÓRNEA?

Al ser la córnea una potente lente podemos actuar sobre ella modificando su forma para poder compensar defectos de graduación. Cuando el rayo Láser contacta sobre la córnea actúa como una onda de choque eliminando de forma selectiva capas de la misma. Esto nos permite realizar un esculpido real de la córnea con el que podemos corregir defectos de miopíaastigmatismo,hipermetropía o bien defectos combinados, incluso hasta grados elevados de dioptrías. Se utiliza por lo general un Láser denominado Excimer, aunque existen otros sistemas útiles para este fin.
Para cualquier técnica de Láser Excimer, se realiza previamente un estudio minucioso, no sólo de la graduación, sino de la forma y función de la córnea. Para ello mediante complejos dispositivos de estudio por imagen, se realiza su mapa topográfico y de las distorsiones ópticas del ojo. Toda esta información se transmite al Láser para hacer un tratamiento fiable y personalizado para cada paciente.
La exactitud del tratamiento con el Láser nos la asegura la aplicación de un sistema de reconocimiento del iris, ya que al ser éste como la huella digital del ojo, nos permite garantizar el grado de personalización del procedimiento.
En las diferentes técnicas que utilizamos con el Láser Excimer se realizan todas ellas anestesiando el ojo y su superficie con unas gotas, realizándose en pocos minutos y de forma totalmente ambulante. Asimismo se pueden intervenir los dos ojos a la vez o en sesiones separadas, dependiendo esto de criterios médicos o personales.
Existen dos formas de aplicar el láser excimer sobre la córnea:

PRK(ABLACIÓN SUPERFICIAL AVANZADA)

Aplicación directa sobre la superficie corneal.
Retiramos o eliminamos el epitelio corneal, la capa más superficial de la córnea, aplicamos el láser y colocamos un apósito transparente en forma de lentilla terapéutica que controlará la regeneración del epitelio, cubriendo la zona tratada.
Al aplicar en algunos casos sustancias que nos aseguran la transparencia corneal, la técnica de superficie permite tratar defectos bajos, medianos y ocasionalmente altos, con una gran calidad visual final.

LASIK (LASER IN SITU KERATOMILEUSIS)

Aplicación en un plano más profundo.
Se realiza un corte transversal en el espesor de la córnea que produce una fina lámina corneal. Seguidamente se realiza el esculpido de la córnea con el Láser tras lo cual se reaplica la lámina que se había levantado, quedando por autosellado adherida a la córnea y finalizando así la intervención.
El LASIK precisa de una córnea relativamente gruesa para que la ablación en profundidad no la debilite a la larga. Además resulta crítica la colaboración del paciente.