jQuery(document).ready(function(){ jQuery(".enviar button.et_pb_contact_submit").text('Enviar datos'); });
Contáctanos a nuestro Call Center: 22 667 4832

Es tiempo de vacaciones y el sol puede jugarnos una mala pasada. Para poder disfrutar unas merecidas vacaciones, debemos cuidar nuestro cuerpo completo de los rayos UV, incluidos nuestros ojos. A continuación queremos dejarles algunas acciones y convertirlas en hábitos durante la exposición al sol:

 

– Use lentes con protección cada vez que se exponga al sol, incluso si el día está nublado.

– Las largas exposiciones al sol incrementan el riesgo, sequedad e irritabilidad, y la aparación de quemaduras de la superficie ocular. Si nota sequedad en sus ojos aplíquese lágrimas artificiales.

– Nunca mire directamente al sol, ni siquiera en los días nublados, las radiaciones U.V pueden causar daños irreversibles a los ojos.

– No tome el sol con lentes de contacto, y si lo hace asegúrese que tengan filtro para rayos UV.

– Si se baña en piscinas, use gafas protectoras ya que el cloro puede irritar los ojos y puede también ser vehículo de transmisión de infecciones oculares.

– En verano es frecuente contraer conjuntivitis y otros tipos de infecciones oculares, si siente molestias en sus ojos, acuda al oftalmólogo.

– Al practicar deportes en los que se usan pelotas, es conveniente utilizar gafas de protección para evitar traumatismos.