jQuery(document).ready(function(){ jQuery(".enviar button.et_pb_contact_submit").text('Enviar datos'); });
Contáctanos a nuestro Call Center: 22 667 4832

Durante todo el año, especialmente en la época estival nos gusta lucir lentes de sol a la moda. La oferta es bastante amplia, el comercio ofrece un sin fin de modelos con diferentes diseños, colores, y formas, pero los precios varían bastante dependiendo de donde las busquemos.

 

Pero muchas personas no siempre adquieren sus anteojos de sol en lugares ópticos habilitados; al ver unos lentes de sol atractivos nos sentimos tentados a comprarlos en puestos no autorizados por su bajo precio, y no nos preocupamos si es que cumplen con la protección adecuada para nuestra visión.


Consecuencias de utilizar anteojos de sol sin protección  

Los anteojos de sol que podemos adquirir por precios bajos en diferentes comercios no sólo resultan inútiles para proteger nuestros ojos de los rayos UV, sino que pueden provocarnos trastornos y molestias como dolores de cabeza, cansancio ocular, mareos, náuseas, e incluso daño ocular. Esto se produce por forzar la vista para lograr enfocar, ya que al no poseer la protección correcta permiten que los rayos atraviesan el material e incidan sobre la pupila, forzándola a abrirse.

No es necesario que gastemos una fortuna en lentes de sol de marca, pero sí gastar un poco más y asegurarnos en lugares habilitados que estamos adquiriendo un producto que nos garantice calidad y protección para nuestra visión.

Lo barato, a fin de cuentas, puede salir caro.