jQuery(document).ready(function(){ jQuery(".enviar button.et_pb_contact_submit").text('Enviar datos'); });
Contáctanos a nuestro Call Center: 22 667 4832

El Queratocono es una condición poco común en la córnea (la ventana transparente del ojo), la cuál hace que la córnea se adelgace y desarrolle una protuberancia en forma de cono. Esta alteración de la córnea modifica la entrada de la luz en el ojo, produciendo una distorsión de la visión.

 

¿Qué síntomas presenta?

Las personas con Queratocono inicial suelen notar visión ligeramente borrosa. Los síntomas iniciales del Queratocono no son muy diferentes de los de cualquier defecto de refracción común. A medida que la enfermedad progresa, la visión se deteriora. Algunas veces esto ocurre rápidamente. La agudeza visual empeora, la corrección con gafas con frecuencia es ineficaz y la visión nocturna suele ser pobre.

 

Tratamiento:

Tras una exploración oftalmológica y en función del grado de desarrollo del queratocono, éste requerirá uno de los siguientes tratamientos:

 Lentes de contacto: En aquellos casos en que el Queratocono se encuentre en fase incipiente o moderada es posible corregir los problemas de visión y frenar su avance con lentes de contacto especialmente diseñadas para tal propósito.

Cross Linking:  Es posible frenar la progresión del Queratocono mediante la aplicación de riboflavina y luz ultravioleta sobre la córnea dotándola así de mayor rigidez. Esta técnica no corrige los defectos visuales, tan sólo reduce el avance del queratocono.

Anillos intraestromales:  Se trata de una cirugía que bien mediante técnica manual o con láser de femtosegundo realiza unos túneles en la córnea en los que se insertan uno o dos segmentos semicirculares para así corregir la deformación que provoca el defecto de visión y retrasar el avance del Queratocono.

Queratoplastia (Trasplante de córnea): Se lleva a cabo como última alternativa y sólo cuando el deterioro ocasionado por el Queratocono es irreversible mediante otros procedimientos.